viernes, 28 de octubre de 2016

Chaqueta azul de lunares.

 A mi abuelo Pepe le gustaban las mujeres vestidas de lunares. Los lunares son alegría, producen sonrisas, y son muy sevillanos. Mi Madre ha heredado ese gusto por los lunares, y yo, parece que me voy haciendo a ellos...
 Cuando ví esta tela azul oscuro de lunares salteados, en seguida imaginé la chaqueta que iba a hacer con ella.
  Antes de empezar la confección, sumergimos la tela en un baño de agua con una pequeña cantidad de sal, con el fin de fijar el color, y que se mantenga con los lavados. Después, hay que enjuagarla bien para eliminar el exceso de sal. La tela elegida tiene un tenue brillo, que conservará gracias a este tratamiento.






 Se trata de una chaqueta entallada, de siete piezas, con mangas tipo sastre.










  


 Las vistas delanteras le darán el cuerpo suficiente para no necesitar entretela, que podría porporcionar demasiada rigidez al frontal.





 Las solapas deben quedar con los bordes en esquina recta. Para conseguirlo, conforme se llega a la esquina, hay que bajar la longitud de la puntada a 1, y realizar dos o tres pespuntes a esa longitud. Justo antes de la esquina, hay que dirigir la aguja en oblicuo a la línea que seguirá la costura después de la esquina, como si se cortara la misma. Al llegar a la costura de después de la esquina, volver a realizar varios pespuntes con la longitud de 1, y seguir la costura a la longitud normal, por ejemplo, a 3, para continuar uniendo la vista al cuerpo. Realizando así la costura, puede no ser necesario remallar en la misma esquina, ya que quedará perfectamente rematada.





 Cuando ya estén unidas la vistas al cuerpo, utilizar la plancha por el revés de la tela para viciar el dobladillo. Después, mantenerlo vuelto hacia la costura, sujetándolo con los dedos desde fuera mientras se vuelve la tela. Mover la tela para abrir la costura hasta llegar a ver el pespunte. Planchar al filo de la señal que se ha hecho en la primera plancha.




 En el caso de las esquinas, volver primero el dobladillo que esté más recto. Para abrir la esquina, mover la tela, masajeando con dos dedos, uno por cada lado, hasta conseguir el ángulo perfecto. Finalmente, apretar con los dedos hasta que se quede fijo, y después, planchar.
 No utilizar nunca un objeto punzante para abrir la esquina porque se podría llegar a romper la tela.







 El resultado es que hemos elaborado una prenda bastante combinable, alegre y elegante, indispensable cuando las temperaturas se suavizan, buscando cambiar de estación.
































 Junto a la chaqueta se observa un rincón del sur. La plaza del Triunfo de Sevilla se encuentra situada entre la Catedral y el Alcázar, y está presidida por el Templete del Triunfo y una estatua de la Inmaculada, imagen venerada por los miembros de las Tunas de Sevilla cada año en diciembre. Elevada sobre una columna en la que se le titula como "Regina" y rodeada por cuatro sevillanos ilustres, defensores del inmaculismo, podemos admirar una imagen de la Virgen con las manos superpuestas en el escote y con una nube de querubines a sus pies. Inevitable desviar la mirada del Templete hacia Ella cuando la luz de Sevilla enciende la blanca piedra que la moldea, a la vez que ese azul único resalta sus formas.
 Y para seguir soñando, hay que observarla como está representada en el cuadro, desde el Alcázar; y mantener el aliento en suspenso al comprobar que, no muy lejana, la Giralda le presta mirada de fe, reafirmando su religión. 
 Así refleja este trocito de Sevilla Naty Santigosa.


 

 Sé diferente. No dejes que las normas te rijan. Una chaqueta así llamará más la atención si llevas las mangas subidas hasta casi el codo. Consigues un toque más actual. Adórnala con pulseras de colores claros, oro blanco, oro rosa, o quizá plata envejecida... al más puro estilo Ángeles Santigosa.
 ¿Qué tal si nos damos un paseo por RUMS? ¿Conoces RUMS D?


viernes, 21 de octubre de 2016

Exposición de encajes. El arte de las tradiciones.

 El encaje es un apartado de la artesanía que aúna delicadeza, habilidad y tradición. Al mirarlo, no podemos evitar pensar en su ejecución, llena de años de estudio y aprendizaje. Su fragilidad nos atrae, sobre todo, nos incita a tocarlo, cuando es preferible no dejar nuestra huella en estos tesoros, ya que provocaría deformaciones en su estructura.

 Pero no sólo hay que admirarlo, hay que participar en su conservación. La transmisión de este exquisito conocimiento depende en gran parte de la predisposición que tengan conocedores y alumnos para ejecutar este tipo de manualidades. Existen personas con un maravilloso don que, adecuadamente cultivado, les lleva a la creación de trabajos impensables. Además de animar a su desarrollo, debemos valorar que son los responsables de conservar pinceladas de nuestra historia, que debería mantenerse viva, transmitiéndola a las siguientes generaciones.

 Éste es el pensamiento que se respira en la galería de arte Calvo i Mayayo donde, durante este mes de octubre, podemos contemplar diferentes técnicas en una cuidada exposición de encajes, debidamente documentada, con un trasfondo de escuela de maestras encajeras. Situada en la calle La Cadena de Zaragoza, se trata de un espacio de trabajo multidisciplinar, basado en la artesanía popular y en la fervorosa intención de que perdure la identidad regional.




 Piezas pertenecientes al Curso de encaje de guipures, realizadas por Yolanda Nuviala.







 Muestras de clase del Curso de remates "invisible", ejecutados por María Jesús Ruiz, bajo la técnica de Hilos Mágicos.







 Randas de Ansó y Hecho, incluidas en el proyecto de recuperación de los tradicionales cuellos de las camisas femeninas, como parte del traje tradicional ansotano. María Jesús Ruiz ha elaborado estas muestras de prueba con hilos de lino, intentando revivir un tipo de encajes que se realiza sin patrón, y del que no existe ya un testimonio vivo que pueda explicar cómo se lleva a cabo, según relata la propia María Jesús en su web. En ella, nos relata un admirable y tedioso trabajo de investigación, con el fin de salvar del olvido un método popular único por sus características, y que define a estos pueblos de la Jacetania.





  Pañuelo de Ret fi o blonda catalana, por Olga Tesón. 












Encaje holandés, diseñado por Nel Leeuwerik, y realizado por Lia Baumeister-Jonker. 












 Pañito realizado por María Jesús Ruiz en el Taller de Motivos Navideños.





 





 Exposición de Encajes.  Galería de Arte Calvo i Mayayo.
C/ La Cadena, 28. Zaragoza. 
 Del 28 de septiembre al 31 de octubre de 2016.
 Horario: de lunes a viernes.De 11h a 14 h y de 17h a 21h.
                  sábados de 11h a 14h.


viernes, 14 de octubre de 2016

XXIII Encuentro de Bolillos en Zaragoza.

 Es un día de mucha ilusión para cualquier encajera. Se podrán observar verdaderas maravillas realizadas por manos muy expertas. Es la posibilidad de adquirir herramientas y productos únicos, algunos novedosos, o renovar los ya deformados por el uso y el tiempo. Nos encontramos en un día para aprender, es fácil escuchar a alguien explicando cómo hacer un punto en concreto, o razonando sobre el hilo que mejor iría en ese patrón. Por tanto, no podemos faltar, si es nuestra pasión, no podemos perdernos esta gran oportunidad.
 Este año con mejor tiempo que el anterior, cuando la lluvia interrumpió nuestra abstracción, aunque también tuvo lugar en el recinto de la Exposición del Agua de 2008. Igualmente, se engalana a la Virgen del Pilar con el mantón de bolillos que tejieran un grupo de encajeras. 
 Han venido los comerciantes habituales que nos proporcionan los materiales con los que conseguir tan delicadas labores. Es momento de saludar a los que nos encontramos todos los años desde ya ni se sabe. 



 Imposible acercarse al puestecito de Patrons Roka en las primeras horas, repleto de público, conocedor de su alegría y simpatía habituales, y de sus famosos y técnicos picados,  con formas poco habituales, expuestos de forma característica, perfectamente clasificados por temas, con los hilos en la parte central. 

 Los picados de Patrons Roka están ya perforados, listos para empezar, y con la garantía de una empresa familiar que lleva en el mercado muchos años. Las encajeras ya experimentadas conocemos la alta calidad de estos patrones.





 Sus picados más impresionantes son los destinados a elaborar un chal. Distintos motivos, de mayor o menor dificultad, ofertados también en su WEB, al igual que los hilos para realizarlos. 






 En otro extremo del Encuentro localizamos a Aurora Ramos y sus admirables creaciones. Abanicos, colgantes, brazaletes, tocados y aplicaciones para camisetas de exquisita elegancia, al igual que el trato que recibes sólo por preguntar. Aurora es bien conocida en la red desde que en abril de este año nos sorprendiera con el diseño de un corazón para realizar a encaje de bolillos.





Ya en 2014, Aurora publicaba en el número 9 de la revista Vuelta y Cruz dos modelos distintos sobre el dibujo de una menina. Estos patrones y el del corazón se observan al fondo de la imagen.











 Aurora Ramos y su equipo mostrando al público sus artículos en el Encuentro de Zaragoza 2016.


 Los más ofertados en el encuentro fueron los picados de abanicos y las varillas de distinta calidad para sujetar el abanico una vez terminado. En cuanto a los hilos, junto al algodón, aparecen nuevas fibras, como el hilo de bambú, que retan a las encajeras a probar texturas en sus labores. Es en estos encuentros donde se pueden conseguir materiales poco habituales, como palillos de 30 cm, hilo Fincrochet de colores o punzones de hueso. Pero la herramienta principal, el bolillo, se presenta aquí en las más diferentes formas: realizados en plástico, metacrilato, palo rosa, encina, ébano, con cuentas, con nombres, pintados en colores, y de todos los tamaños imaginables. 

 Todo ésto nos lleva a pensar que no sólo el encaje de bolillos es un arte, sino que hacer encaje de bolillos es un arte en sí.

 Además del encaje del bolillos, también encuentran su sitio otras manualidades, representadas por distintos puestos que nos muestran otros mundos paralelos donde liberar nuestra imaginación. 

 El Encuentro en imágenes...





  




Distintas labores realizadas por las encajeras participantes en el Encuentro de Zaragoza. 


 Nos seguimos viendo en los próximos encuentros de bolillos :
-Sábado 15 octubre.
Elche (Alicante). Alcobendas (Madrid). Valladolid. Écija  (Sevilla). Mislata (Valencia).
-Domingo 16 octubre.
Alzira (Valencia). Torrecampo (Córdoba). Olot (Gerona). Caudete (Albacete).
-Sábado 22 octubre.
 Villafranca de Ebro (Zaragoza). Carral (A Coruña). Torrijos (Toledo).
-Domingo 23 octubre.
 Tabernas (Almería). O Grove (Pontevedra). Getafe  (Madrid). Castejón de Monegros (Huesca).
 Oliva (Valencia).
-Sábado 29 octubre. Conil (Cádiz).
-Domingo 30 octubre. Remolinos (Zaragoza).

-Domingo 6 noviembre. 
 Huercal de Almería (Almería). El Verger (Valencia). Batea (Tarragona).
-Sábado 12 noviembre. Tarracón (Cuenca).
-Domingo 13 noviembre. Caspe (Zaragoza). Favara (Valencia).
-Sábado 19 noviembre. Chiclana de la Frontera (Cádiz).
-Domingo 20 noviembre. Sabiñánigo (Huesca).
-Sábado 26 noviembre. Mairena del Alcor (Sevilla).



viernes, 7 de octubre de 2016

Entrevista a mi dedal de plata.

 Ocurrió en el centro. Una cita profesional, a ciegas. Y, aunque me repita, con una profesional. Alguien que disfruta tanto con su trabajo que hasta lo incluye en su tiempo libre, junto a sus otras pasiones. Me sorprendí hablando de mí sin reservas y, a la vez, sin entretenerme. Recordando mi niñez murciana, a mi familia, los que están y los que siempre estarán, recordando los comienzos de este despertar encajero, recordando Sevilla... ¡ay, Sevilla, que sigues aquí clavada! 
 Y, aunque sólo mi voz era la que sonaba, fue una entrevista mutua. Qué tranquilidad te trasmiten sus grandes ojos. Hace tan fácil que se lo cuentes todo, y tiene tanto interés en conocer tu historia que sientes que necesita saber más. Me pareció tan normal en ese momento, y al pensarlo después resalté lo extraordinario de su forma de ser, de la sencillez con la que plantea que será como tú quieras que sea, porque es tu historia, y sólo tú sabes contarla.
 Conforme nuestras experiencias se iban intercalando en la conversación, coincidiendo en algunos detalles y puntos de vista, aumentaba mi deseo por revivir ese momento que para ella constituiría el eje donde establecer el interés de sus lectores. A veces, me paraba para no olvidar que estaba ante una experta en palabras. Los que hemos leído su blog no podemos olvidarlo. Posee una expresión de tal intensidad, que te sumerge inevitablemente en su narrativa, con la artesanía tradicional enmarcando sus cuidadas e impactantes expresiones. Aunque por ser su profesión es lo que cabría esperar, en todas las profesiones hay personas que destacan.
 En definitiva, unas horas muy agradables, una ilusión porque amen lo que tú amas, y puede que hasta una amiga. ¿Se puede pedir más?

 Gracias, Noemí.  Como ya te dije, leerte quita el sueño.

 Para leer la entrevista que Costureras Tejedoras le ha hecho a mi dedal de plata pincha aquí.